Usar la compresión

Si bien hay infinidad de ocasiones en las que podemos utilizar la compresión, vamos a dar algunos ejemplos donde podremos utilizar dicho compresor:

  • Voces por momentos fuertes y por otros bajas: buscamos que el compresor actúe en las partes más fuertes reduciendo su nivel, para que de esta manera se acerque a las partes cantadas más bajas.
  • Guitarras acústicas con mucho nivel: igualmente se utiliza el compresor para reducir el nivel de señal, esos picos que se escapan del rango.
  • Baterías inconstantes: aquellos baterías que no tienen una pegada regular, en estos casos también podemos hacer uso de un compresor para igualar niveles.
  • Bajos que se pierden en algunos lugares y en otros destaca de más: lo mismo con el bajo, sin duda hay que buscar la igualdad de nivel para este instrumento, y para ello podemos utilizar un compresor.

Podemos seguir incluyendo miles de ejemplos (instrumentos percusivos, cambios de timbre en instrumentos) para poner ejemplos de donde podemos utilizar un compresor. Lo más importante es saber en todo momento para que vamos a utilizar el compresor y el uso que le vamos a dar.

Como usar la compresión

El uso de la compresión va a depender un poco del tipo de sonido o fuente con la que vamos a trabajar, no es lo mismo comprimir una batería que una voz.

En el ejemplo anterior el tambor tiene mucha energía en el instante inicial y rápidamente esa energía decae, en cambio una voz tiene una duración mucho mayor en el tiempo y menor cantidad de energía inicial.

el uso del compresor va a estar determinado por la envolvente musical que tiene cada elemento que vayamos a comprimir, modificandose principalmente la manera en la que se va a trabajar el: ataque, release, la razón de compresión y finalmente el umbral, ya que todos estos parámetros están estrechamente relacionados.

Ajustar la razón de compresión

en general está bien empezar probando con una razón de 4:1 que es un valor intermedio y es útil para la mayoría de las aplicaciones generales, valores más bajos se suelen usar para compresiones más transparentes y valores mayores para compresiones más audibles.

Ajustar el umbral o treshold

La idea es ir reduciendo el treshold, acercándolo a valores más negativos, hasta encontrar una cantidad de compresión en la zona de la canción que tiene mayor nivel.

En general, se estipula comprimir principalmente en esos momentos y no atenuar en las partes que tienen menos nivel, la atenuación sugerida para obtener resultados óptimos es de entre 3-6 dB

Ajustar attack

el tiempo de ataque va a depender un poco que la necesidad que tengamos al comprimir, pero podemos decir que en general para instrumentos percusivos (baterias, percusiones) podemos usar tiempos entre 10-50 milisegundos. Para los instrumentos que tienen envolventes de mayor duración se sugiere usar tiempos entre 30-100 milisegundos.

Hay que tener en cuenta que cada sonido es distinto y hay que probar hasta encontrar el valor que funcione en cada producción.

Ajustar release

Va a depender del tipo de elemento a comprimir y su envolvente acústica, como sugerencia se pueden probar valores que sean algo más lentos que el ataque elegido. Por ejemplo si el ataque fue de 30 ms, podemos probar tiempos entre 30-50 ms para el release.

Ajustar la ganancia de salida

una vez tengamos la atenuación deseada en la sección de mayor nivel, es bueno aplicar una ganancia de salida para emparejar el nivel con la entrada, debemos apagar/encender el plugin e incrementar la ganancia de salida solo hasta que el nivel subjetivo entre encendido/apagado sea igual.