Preparación del instrumento

Antes de empezar

Ten en cuenta que la manipulación del alma u otros elementos de tu bajo no se deben tocar si nuestro instrumento está todavía cubierto por garantía. De ser así es recomendable llevar el instrumento a un luthier profesional. Si somos inexpertos, lo mejor es comenzar con un instrumento sin mucho valor antes de hacerlo con uno bueno.

Recordar

Cometer errores es la mejor forma de aprendizaje, siempre que vayamos aprendiendo y no volvamos a caer una y otra vez en el mismo error.

Consejo: en invierno, los cambios bruscos de temperatura de exterior a interior de edificio provocan que el mástil de algunos instrumentos se mueva más de lo normal, lo mejor si queremos hacer el ajuste del instrumento en esta época es dejar el instrumento en reposo para que llegue a ajustarse a la temperatura ambiental, ésto puede llevar un par de horas. Dejamos el instrumento fuera del estuche o funda, y alejado de cualquier fuente de calor.

El lugar

Debes escoger un lugar amplio, el cual te permita el acceso al instrumento sin obstáculos. Una mesa suficientemente grande para que el instrumento entero coja en ella sin problema sería lo mejor.

Extiende una manta o toalla para proteger al instrumento de posibles ralladuras.

Herramientas

Las herramientas que necesitaremos serán:

  • Destornilladores planos o de estrella según nuestro instrumento, para poder quitar la tapa del alma si nuestro bajo la tiene, y para destornillar la tapa de las pilas si nuestro bajo es activo.
  • Pila o pilas: si nuestro bajo es activo necesitamos una o dos pilas de 9V (dependiendo del modelo)
  • Galgas: un juego de galgas para ajustar la algura de las cuerdas, si no las tenemos, podemos utilizar una tarjeta de crédito.
  • Cuerdas: nuevo juego de cuerdas.
  • Llaves Allen: son necesarias si tenemos que ajustar el puente.
  • Tester: esta parte es opcional, y sirve para comprobar el estado de la pila.
  • Pincel y balleta: mejor aún una gamuza.ç
  • Esencia de tremendina: se utiliza para limpiar el diapasón.
  • Plantillas para la comprobación de la curvatura del diapasón.
  • Alicates pequeños para cortar las cuerdas.

Consejo: si debemos limpiar el instrumento en profundidad, es necesario para acceder a todas las partes quitar todas las cuerdas a la vez. Hay que recordar que en un ajuste rutinario que no implique una limpieza en profundidad no es necesario, e incluso es desaconsejable quitar las cuerdas, ello puede provocar un movimiento del mástil debido a la tensión del alma, la cual no está compensada por la tensión de las cuerdas, y el instrumento tardaría bastante en volver a su posición correcta.

Preparación del instrumento

Si ha pasado mucho tiempo desde el ultimo ajuste del instrumento, no estaría mal y le convendría a tu bajo hacer una limpieza en profundidad.

Para ello necesitaremos un pincel, un trozo de franela o gamuza, un producto de limpieza de superficies acabadas o un limpiador específico para las guitarras, y por último aceite de nueces, de limón o de teca y esencia de tremendina.

Consejo: si vamos a hacer un ajuste después de la limpieza, no es necesario soltar el alma del mástil. En caso de que después de la limpieza quieras dejar el bajo sin cuerdas durante varios días, entonces es conveniente aflojar la tensión del alma para que el mástil no sufra deformaciones que después pueden ser difíciles de solucionar.

Veamos los pasos que vamos a dar:

  • Aflojar la cuerdas
  • Si vamos a hacer el ajuste después de la limpieza no es necesario soltar el alma.
  • Si después de la limpieza planeamos dejar el instrumento sin cuerdas varios días, es conveniente aflojar la tensión del alma para que el mástil no sufra deformaciones que nos acarreen algún disgusto.

Diapasón (limpieza)

Si nunca hemos limpiado el diapasón, o ha pasado mucho tiempo desde la última vez, es momento de darle un buen repaso y volver a dejarlo como nuevo.

Diapasón de arce

Si el diapasón es de arce y está barnizado como el resto del instrumento, debes utilizar el mismo producto que utilizarás para el resto del instrumento, en este caso será un producto para superficies de madera con acabado. Debes frotar ligeramente la superficie del diapasón entre los trastes con la bayeta, y con un poco de producto de limpieza lo conseguirás en pocos minutos.

Diapasón de palo rosa, ébano o pau perro

Estas maderas tienen por norma general el acabado con aceite para nutrirla y prevenir que se reseque. En este caso para limpiar la suciedad acumulada utilizaremos aguarrás, el cual es un producto idóneo para la limpieza de madera, al contrario que los disolventes minerales no reseca en absoluto.

Consejo: el aguarrás es la esencia de la tremendina. La tremendina es la savia resinosa del terebinto, un árbol aromático. Destilando la tremendina se obtienen dos productos: su esencia líquida, volátil, que es el aguarrás (o esencia de tremendina) y el resto, una resina sólida que se llama colofonia. El aguarrás puedes utilizarlo para la limpieza de TODAS partes de instrumento hechas de madera sin tratar o con el acabado al aceite. No utilices nunca como sustituto de aguarrás para el cuidado de la madera otros disolventes como el disolvente universal (nitro), alcohol o acetona.

A

 

14