Técnica de la mano izquierda

La técnica de la mano izquierda es algo más complicada de adquirir que la de la derecha, por lo que siempre debemos empezar por ejercicios más sencillos. Partimos de la base de que ‘nunca has tocado un bajo eléctrico’. Los puntos quizá más importantes de esta técnica son los siguientes:

  • Los únicos puntos de contacto de la mano con el instrumento deben ser el dedo pulgar, el cual se apoya detrás del mástil, y las yemas de los dedos que tocan.
  • Hay que intentar que el dedo pulgar quede en la mitad del mástil.
  • Muy importante también, el dedo índice debe quedar perpendicular a las cuerdas. Dicha posición, al principio puede parecer difícil de conseguir, y hasta incómoda, pero una vez la mano se acostumbra a ella, resulta la que nos permite tocar con más agilidad y comodidad.
  • Debemos intentar que los dedos permanezcan en forma de martillo al pisar las cuerdas, evitando ‘aplastar’ el dedo.
  • El lugar adecuado para pisar la cuerda es lo más cerca posible del final del traste, ya que de otra manera es fácil que se produzcan ruidos o trasteos.

Los 4 dedos que utilizamos de la mano izquierda son: índice, medio, anular y meñique, a los que llamaremos respectivamente 1, 2, 3 y 4.

Posición de los dedos en el bajo

FPP

Compositor, bajista en Black Back Band, Los Hermanos Krueger y Jovi Bon, administrador en la web Música y Sonido.

Puedes ver más sobre mí en https://franciscoparedesparralejo.com