Punk

El punk, también llamado punk rock, es un género musical dentro del rock que emergió a mediados de los años 1970. Este género se caracteriza en la industria musical por su actitud independiente y contracultural. En sus inicios, el punk era una música muy simple y cruda, a veces descuidada: un tipo de rock sencillo, con melodías agresivas de duraciones cortas, sonidos de guitarras amplificadas poco controlados y ruidosos cargados de mucha distorsión, pocos arreglos e instrumentos y, por lo general, de compases y tempos rápidos.

Las líneas de guitarra se caracterizan por su sencillez y la crudeza del sonido amplificado y muy distorsionado, generalmente creando un ambiente sonoro ruidoso o agresivo heredado del garage rock. El bajo, en ocasiones, sigue solo la línea del acorde y no busca adornar con octavas ni arreglos la melodía pero, por lo general, en las primeras formaciones de punk (cosa que se repetiría más adelante con las bandas de post-punk) el bajo presenta arreglos sencillos pero constantes, luciendo, en muchos de los casos, más que la guitarra. La batería por su parte lleva un tempo acelerado, con ritmos sencillos de rock and roll. Las voces varían desde expresiones fuertes e incluso violentas o desgarradas, mientras las letras se caracterizan por tratar temas como los problemas políticos y sociales (llevando con esto un mensaje de conciencia que se extiende, tratando de denunciar por medio de la música este tipo de problemas e incluso se llegan a tratar temas como el no a las drogas, amor, pacifismo, etc.).

Aunque desde finales de los años 1970 e incluso antes (a excepción de la lírica) estos aspectos fueron cambiando gracias a que las bandas que se formaron en ese tiempo (por general bandas del estilo hardcore y otras bandas más tradicionalistas) fueron agregando cambios de acorde muy rápidos en la guitarra, arreglos (para mayor complejidad) y solos de guitarra (heredados directamente del rock and roll y rockabilly), en el bajo se introdujeron los arreglos con octava, y la batería aceleraba más el ritmo y el tempo, las voces eran muchas fuertes.

El punk rock explotó en la corriente musical a finales de los años 70 con bandas británicas como Sex Pistols, The Clash y The Damned, y bandas estadounidenses como Ramones, The Dead Boys y Blondie. Más adelante en la década de los 80, dentro de la escena independiente surgirían dos movimientos dentro del punk rock que se caracterizarían por seguir las ideas de la ética hazlo tú mismo, y con una fórmula musical mucho más agresiva, rápida, y veloz, en Estados Unidos el hardcore (con bandas como Black Flag, Minor Threat, Dead Kennedys, Circle Jerks, Bad Brains, etc, quienes ayudaron e influenciaron a músicos que más tarde conformarían la escena hardcore melódica, skate punk, nardcore e incluso straight edge/youth crew) y en el Reino Unido el UK ’82 (representado por The Exploited, GBH, Chaos UK, Discharge, Varukers, estos últimos dos dieron continuación e influencia a formas más extremas del punk como d-beat, crust punk y grindcore).

Muchos músicos influenciados por el punk rock (pero con distintos intereses musicales) más tarde formarían bandas de post-punk, heavy metal, grunge, emo, noise rock, ska, new wave, rock alternativo y gótico.

En los 90, aparece el grunge con Nirvana, más tarde bandas californianas de skate punk y hardcore melódico seguirían vendiendo millones de discos como Offspring, Rancid y NOFX.

A mediados de los 90 el mercado musical promovería a bandas de pop punk como Green Day o Blink-182, asimismo, bandas de punk hardcore y street punk siguieron formándose como The Casualties, Unseen, Blanks 77, Agnostic Front, Violent Society, Restarts, First Step, Battery, Good Clean Fun

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.