By using this website, you agree to the use of cookies as described in our Privacy Policy.

Missing modules on offcanvas position. This position allows publishing modules in the mobile navigation, i.e. the off-canvas, modal or dropdown menu.

Anatomía del bajo eléctrico IV

El puente

El puente (en inglés bridge) es donde se apoyan las cuerdas. Los puentes repercuten directamente sobre el ataque y sustain de nuestro bajo. Un puente con más masa tendrá mas ataque y mas sustain. Un puente con mucha masa (hi-mass) sería un puente Leo Quan Badass, que es un puente muy utilizado, lo utiliza Marcus Miller, Flea...

En el puente encontramos las selletas, que es donde se apoya las cuerdas, las cuales poseen dos tornillos que se pueden ajustar con una llave Allen, dichos tornillos nos permiten regular la altura de las cuerdas en el puente. No hay que tener miedo en subir o bajar las cuerdas en el puente, lo máximo que puede ocurrir es que si se suben mucho puede romperse una cuerda, cosa raramente posible, porque habría que subir muchísimo. También en la selleta podemos ajustar el quintaje.

En algunos bajos antiguos (Precission, Jazz Bass) existe una pieza metálica que cubre el puente, y cuyo nombre es Cubrepuente, que por dentro tiene espuma, y cuya función es mutear un poco las cuerdas del puente, esto es porque en los primeros bajos eléctricos lo que se intentaba emular era el sonido del contrabajo, y de esta manera se conseguía.

En el puente es donde se ponen las cuerdas, hay algunos bajos donde se comienzan a poner por detrás del cuerpo.

Nuestro bajo ideal

Sería recomendable tener un bajo de 5 cuerdas, ya que hay situaciones en las que se agradece la quinta cuerda. Tener 6 cuerdas es para bajistas que quieran destacar con otra cuerda más aguda (afinada en DO).

A la hora de escoger un bajo, es recomendable escoger entre o bien Fender Precission, Fender Jazz Bass o Music Man Stingray.

Cuerdas

Hay muchos tipos de cuerdas para bajo, diferentes tipos, diferentes calibres. Es importante saber los diferentes tipos para saber que necesitamos en nuestro sonido.

Existen 2 grandes familias en el mundo de las cuerdas de bajo:

  • Cuerdas Roundwound o de entorchado redondo
  • Cuerdas Flatwound o cuerdas planas o de entorchado plano
  • Cuerdas Halfwound o de entorchado semiplano
  • Cuerdas Tapewound o cuerdas de nylon

Una cuerda en realidad es un hilo de metal que está rodeado por otro hilo de metal que va recubriendo el primero en forma de espiral. Este entorchado que va recubriendo el núcleo, en las cuerdas Roundwound lo tiene redondo, lo que hace que la superficie sea ondulada, por eso cuando rascamos las cuerdas vemos que la superficie es como rasposa, porque tiene cierta ondulación. las cuerdas Roundwound suenan brillantes, con mucho sustain, son las típicas cuerdas que están puesta en nuestro bajo.

Las cuerdas Flatwound tienen un entorchado plano, por lo que la superficie de la cuerda es plana, sin ser rasposa. Estas cuerdas suenan más apagadas, con menos brillo, un sonido más vintage, incluso para música Indie. Son las cuerdas que se utilizaban en los bajos de los 50-60.

Dependiendo del metal que se utilice en el núcleo de la cuerda, tenemos la cuerdas de niquel, de acero inoxidable, que tienen un sonido más brillante que las de niquel, para hacer slap, o sonido más metálico. o de cobalto.

El calibre es el grosor de las cuerdas, un calibre estándar es un calibre del 45 en la cuerda de SOL, y unos 100 - 105 en la cuerda de MI. Un mayor grosor nos dará una cuerda más tensa, que vibrará más, un menor grosor nos dará una cuerda más delgada, que vibrará menos. Lo del calibre interfiere en las afinaciones, hay que tener en cuenta el calibre de la cuerda. Si afinamos en MI, tendríamos que tener un calibre de 100 - 105. Una cuerda de SI en un bajo de 5 cuerdas tendrá un calibre de 125 - 130. Entre MI y SI existe esta diferencia. Si afinamos en RE tendremos que buscar un calibre intermedio, como puede ser 115. Si afinas en DO se puede utilizar un 125 - 120.

Ajustar la acción del bajo

La acción es la distancia que hay entre la cuerda y el diapasón del mástil. Una mayor acción será una mayor distancia entre las cuerdas y el mástil, lo que hará que sea más difícil tocar ya que la cuerda está alejada del mástil, una acción mas baja significa que la cuerda estará más cerca del diapasón, lo que hará más fácil tocar, pero puede ocurrir que haya trasteo, ya que en alguna parte del mástil la cuerda toque algún traste.

Hay dos puntos donde podemos ajustar la acción, uno es el puente, donde tenemos las séllelas que aguantan la cuerda, las cuales tienen 2 tornillos que podemos subir o bajar con una llave Allen, lo que no supone ningún riesgo para el bajo, como máximo puede ocurrir que rompa la cuerda por una tensión demasiado alta en la misma.

Hay otro punto donde podemos aplicar la acción, y es en el alma del mástil, que es una varilla metálica, la cual mantiene la estabilidad del mástil, que al ser de madera, no es tan estable como el metal del alma. Podemos acceder al alma con una llave Allen. Si tensamos, es decir, si giramos la llave a la derecha, vamos a poner el bajo más recto, mientras que si destensamos, es decir, giramos la llave Allen a la izquierda, el mástil se va a poner hacia adelante, y va a hacer que suban las cuerdas, va a estar más curvado.

El mástil en sí debe estar algo curvado, ya que las cuerdas necesitan vibrar, y en un mástil recto, la cuerda va a chocar con los trastes. Si tenemos una ligera curvatura vamos a hacer que la cuerda vibre. Si tenemos el mástil demasiado curvado, es posible que trastee en la parte alta del mismo, en la parte del cuerpo, ya que hará una especie de montaña, y la cuerda chocará con los últimos trastes. Si por el contrario tenemos el mástil demasiado tenso, incluso que curve hacia el otro lado (hacia abajo), las cuerdas trastearán en la parte baja del mástil, al comienzo.

Será importante comprobar la curvatura del mástil haciendo lo siguiente. ponemos el codo en el último traste del mástil, ponemos un dedo de la mano izquierda en el primer traste, y con el índice de la mano derecha vemos qué distancia hay entre la cuerda y el diapasón del mástil.

Lo ideal es que la distancia sea menos que el grosor de una tarjeta de crédito.

Es importante dar cuartos de vuelta, no una vuelta completa al destensar o tensar el mástil del bajo.

Lo ideal primero es comprobar el mástil, y posteriormente subir o bajar las cuerdas desde la selleta del puente donde están las cuerdas.

 

153